Un 20 de noviembre de 1993 en Metepec

1427

Por:Rafael Martínez Ruiz.

Fue un día sábado que transcurría con mucha tranquilidad, semi nublado con algo de frío; no hubo Desfile porque el día anterior se había celebrado.

A medio día vi a algunos viejos ex obreros que entraban y salían de la Puerta Principal del Reloj del Campo Deportivo, acudí hasta allá para ver que ocurría, pues yo era uno de los que tenía llaves para prender y apagar el alumbrado o en ocasiones darle cuerda a la maquinaria del Reloj “El Centenario”.

A un costado de la escalera metálica de caracol estaban poniendo unas piedras para descansar un tambo con agua y un quemador de gas encendido debajo de éste.

Mientras otros en una mesita de madera cortaban cañas, partían manzanas, lavaban fruta yo acudí a mi domicilio y llevé mi grabadora con el amplificador y bocinas que eran del pueblo que me los prestó la Autoridad en turno (Don Arturo Sánchez) a regañadientes pero los prestó para narrar el desfile el día anterior y me dijeron que lo guardara porque iban a cerrar las oficinas aquella ocasión.

Con dificultad logré conectar una extensión eléctrica y pusimos cassetes de música de Danzones, algunas rancheras y de Javier Solís; aquel cantante que estuviera con el Mariachi Metepec en los años 50s.

Barrimos el entorno, incluso lavamos el piso y los escalones; alguien llevó refrescos, todo era festivo; ya a media tarde a punto de estar listo el tecuí del tambo; pregunté cual era el motivo de la algarabía que se estaba haciendo y me dijeron: Hoy hace 50 años que fue inaugurado el Reloj.

Sorprendido guardé en la memoria la fecha que alguna vez mi papá me la había dicho; ya entrada la oscuridad guardé los aparatos porque había llegado una Banda de Música de Viento, comenzaron a lanzar cohetones y a pesar de lo fresco que ya estaba; los niños titiritando de frío (incluyendo mis hijos) se formaban para pedir su nieve.

Hubo palabras alusivas, aplausos y colocaron una Placa Conmemorativa de ese día; del “50 Aniversario del Reloj” donada por los Hemanos Burgos Paredes y Gaspar Gutiérrez.

Junto a la Placa que recuerda aquel también sábado 20 de noviembre de 1943 (antes del medio día) Inaugurado por el Gral. Brigadier Isauro García Rubio, siendo Secretario General del Sindicato Ramón Muñoz.

Con Dianas, cohetones, tecuí, galletas, nieve y mucho frío la gente se fue retirando hasta cerrar el Reloj; quedando de nuevo todo desierto y en silencio…. que se rompía con el tañido de sus campanas al dar la hora.