Ivette Zacarías es una joven que busca dignificar el ejercicio de la política

Por: Herman Corzo
Para Ivette Zacarías, un legislador de MORENA significaría un verdadero representante de los atlixquenses, pues es emanado del pueblo y honraría los principios básicos del partido NO MENTIR, NO ROBAR Y NO TRAICIONAR AL PUEBLO.

Ivette Zacarías es una joven que busca dignificar el ejercicio de la política, es atlixquense, conocedora de la situación social del municipio y del distrito, pues en esta labor de fortalecimiento del proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador, ha visitado lo largo y ancho de los municipios de la región.

Militante de MORENA desde su nacimiento, está convencida que un diputado “no le hace ningún favor a sus representados”, al contrario, “es su deber como representante de los ciudadanos en la legislatura avocarse al estudio, análisis, debate y votación de las iniciativas de ley que beneficien a la población y promover aquellas que lleven al mismo fin”.

Zacarías, busca en su partido una oportunidad para servir desde la posición del legislador, pues considera una posición en la se puede realizar una verdadera gestoría en apoyo a las demandas de los habitantes, específicamente de su distrito.

“Se debe procurar la atención de los asuntos de carácter social, es prioritario, observando los principios de equidad, justicia y correcta aplicación de las leyes, eso que se escucha, aunque sabemos que se debe de hacer, hoy no vemos trabajo alguno”, aseveró.

Además, consideró, “esa labor no es para un solo sector de la población, todos somos ciudadanos, tanto empresarios como campesinos debemos estar satisfechos con nuestros representantes en el congreso”.

Convencida de un buen resultado en la elección del próximo año, Ivette Zacarías, no dudó en asegurar que las diputadas y diputados de MORENA, “mantendrán cercanía con la gente de su distrito”.

Incluso, agregó, los actos públicos para la rendición de cuentas, los cuales no faltarán.

“Pero no deben significar un derroche de dinero, deben ser actos solemnes y no una verbena popular”.