Cómo preparar la cita perfecta para el 14 de febrero

El 14 de febrero es una fecha especial para todos los enamorados, y es que el día de San Valentín es un momento clave para cualquier relación. Aunque el amor que sienten el uno por el otro se tiene que demostrar todos los días del año, este día sin duda es especial.

La preparación de la cita perfecta es siempre uno de los quebraderos de cabeza más comunes tanto en hombres como en mujeres, ya que también se plantea la posibilidad de no celebrar este día, que es una de las opciones que muchas parejas se plantean. Pero como a todos nos gusta sorprender, qué menos que hacerlo en una día tan importante para el amor como es el 14 de febrero.

Si tu relación pasa por un bache, San Valentín puede ser el día perfecto para reavivar la llama y también para decir a esa persona especial lo afortunados que nos sentimos por poder compartir nuestros días con ella. Y si tu relación va viento en popa también es un buen momento para sorprender a tu pareja con una buena cita, y es que no hay más que tener buena imaginación para organizar la velada perfecta y, sobre todo, tener muchas ganas de pasar una noche perfecta. Por eso te explicamos los 5 pasos que debes hacer para dejar con la boca abierta a tu pareja y avivar más aún la llama del amor y de la pasión.

Piensa en sus gustos

Es la hora de ponerse en el lugar de la otra persona, este es uno de los detalles más importantes de la relación. A veces no es sencillo, ya que si acabas de comenzar la relación igual es un poco difícil, pero cualquier mínimo detalle que te haya dado sobre sus gustos servirá para que la cita salga a la perfección. Piensa que la premisa principal es sorprender, por lo que cualquier detalle, por estúpido que te parezca, será perfecto.

También debes pensar en otros detalles, como por ejemplo si vas a ir a un restaurante, su preferido sería el ideal, o igual también es buena idea en el que tuvieras la primera cita, en el caso de que un restaurante fuera el lugar en el que quedaron por primera vez. Si no es así no te preocupes hay muchas opciones y, cualquier sorpresa con buena imaginación y ganas no puede salir mal.

No te agobies

A veces prepararlo todo, y más en esta fecha tan señalada como es San Valentín, nos agobiamos pensando lo que puede o no gustar a nuestra pareja. Es importante que no te hagas eso a ti mismo, ya que los agobios y las prisas nunca llegan a buen puerto, y ¿qué es lo que ganas agobiándote? Nada bueno, ya que el proceso de preparación de una cita tiene que ser para disfrutar no para frustrarse. Recuerda que hagas lo que hagas a él o a ella le encantará porque está loco o loca por ti.

Piensa que la preparación de esta cita no es una cuestión que puedas tomarte muy a la ligera porque todo lo que hagas en un día como el de San Valentín quedará clavado en el cerebro de tu pareja de por vida, por eso tómatelo con tranquilidad es lo principal para que todo pueda salir bien.

Masaje

Si después del restaurante o el plan que hayas decido con el que sorprender a tu pareja quieres llevar a tu chico o chica a tu casa, o si en su defecto no puedes porque aún vives con tus padres y quieres alquilar una habitación de hotel, haz que la noche sea de lo más romántica, y que sea una noche inolvidable en todos los sentidos porque no es una noche cualquiera, es la noche del 14 de febrero.

Empezar con un buen masaje es la clave y es que nadie puede resistirse a un buen masaje y más si te lo da la persona a la que más quieres. Para ambientar la habitación puedes utilizar velas aromáticas o pétalos de rosa e incluso poner música para que se relajen y disfruten al máximo de una noche llena de pasión.

Lencería

Este paso es de suma importancia para las chicas y que debes de tener muy en cuenta a la hora de la preparación de la cita, y es que si decides sorprender a tu pareja qué mejor plan que con lencería sexy, él seguro que de esta forma no se podrá resistir a ti. Esto nos ayudará a preparar el ambiente tras la cena o tras el plan que hayas preparado.

Desayuno en la cama

¿A quién no le gusta que le lleven el desayuno a la cama? Este detalle sin lugar a dudas le encantará ya que no existe una mejor forma de despertar, además puede ser la culminación perfecta de tu cita. Sin duda así sabrás que el amor está todavía presente en tu relación. Un 14 de febrero especial que siempre recordará.